Osos en peligro de extinción

El hecho de que la mayoría de los osos están en peligro de extinción o en estado vulnerable significa que la sociedad debe replantearse sus propias acciones. Los motivos por los que los osos están en la lista de animales en peligro de extinción son, entre otras cosas, el hecho de que su medio ambiente está siendo destruido y la caza ilegal. El endurecimiento de las leyes debe aplicarse en estas áreas donde viven los osos, de manera que el número de estos animales pueda aumentar, en lugar de bajar, como pasa en estos momentos.

ososIncluso cuando algunos países cuentan con leyes sólidas, esto no resulta suficiente si no se aplican adecuadamente. Se necesita gran cantidad de dinero y mano de obra para impedir que empresas con grandes cantidades de dinero tengan la posibilidad de comprar una propiedad y usarla con fines de lucro donde los osos la utilizan para prosperar.

En algunos países también resulta difícil conseguir el dinero suficiente para pagar la aplicación de la ley y dar seguimiento a todas las posibles pistas de cazas furtivas o ilegales. El riesgo de ser atrapado, con frecuencia, es mucho menor que los beneficios que puede traer la participación en esta. Es por esto que, tantas personas, especialmente en zonas pobres económicamente desarrollados, continúan tomando parte en ella.

Los números son evidentes. Según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), sólo dos de las ocho especies de osos existentes tienen una población estable o en aumento.

oso panda comiendoOso Pardo – Preocupación Menor, Estable
Oso Polar – Vulnerable, Disminuyendo
Oso Negro asiático – Vulnerable, Disminuyendo
Oso Negro Americano - Preocupación Menor, Aumentando
Oso Labiado – Vulnerable, Disminuyendo
Oso panda gigante – En peligro, Disminuyendo
Oso malayo – Vulnerable, Disminuyendo
Oso de Anteojos – Vulnerable, Disminuyendo

El oso Panda encabeza la lista de los que tienen más probabilidades de extinguirse. Sus hogares continúan siendo eliminados y se hace demasiado difícil su reproducción y cría en cautiverio. Como resultado, estamos perdiendo el número de la población de estos osos al no ser capaz de darles una adecuada atención para subirlos de nuevo. Sólo quedan alrededor de 1.600 osos panda en estado salvaje, a pesar de los esfuerzos por su conservación.

Los osos polares están luchando por su propia supervivencia también. Otro de los problemas a los que se enfrentan es el calentamiento global. Con temperaturas más cálidas el hielo se está derritiendo, cosa que necesitan para caminar y encontrar fuentes de alimento. Existen menos de 25.000 osos polares, muchos investigadores sostienen que el número es tan bajo como 20.000.

Existe una fuerte evidencia de que la población del oso malayo ha ido disminuyendo en los últimos años. La rápida pérdida del hábitat y el imparable comercio ilegal, confirma esta hipótesis.

El oso negro asiático ha registrado un descenso de su población en el siglo pasado también. Aunque no existen estimaciones precisas de la población de estos osos, los limitados avistamientos lo demuestran.

Aunque el oso labiado, no este etiquetado como en peligro de extinción, está en camino. Ahora mismo se clasifica como vulnerable, a sólo un paso de números alarmantemente bajos. Algunas estimaciones entregadas por la UICN indican que quedan entre 10 y 20 mil individuos, con una tendencia decreciente en la población.

La pérdida de cualquiera de estos osos se traduciría en un enorme problema para los ecosistemas en los que viven. Otros animales dependen de ellos a mantener el equilibrio. Si bien no tienen depredadores en la naturaleza, la población de ciertos animales de los que se alimentan aumentaría, lo que podría llevar a otros problemas. Los osos también propagan semillas de árboles y plantas para ayudar al suministro de alimentos para otros animales en la naturaleza.

Hay algunos grupos maravillosos haciendo todo lo posible para proteger a los osos en peligro de extinción. Además de trabajar para proteger las tierras y detener la caza, tratan de conseguir que el público, en general, por se dé cuenta de los hechos acerca de los osos. Existen varias historias sobre ataques de osos y lo agresivos que son en la naturaleza, lo que hace más difícil que las personas  tomen interés en su protección.